El nigeriano Chinonso Ihelwere Henry, falleció este fin de semana dentro del campo de juego. El futbolista del FC Tulcea de Rumania se desplomó sobre el césped y los médicos no pudieron reanimarlo.

Al norte de Bucarest, capital de Rumania, en un pequeño pueblo llamado Baltoesti, se juegaba el choque entre el elenco local y el FC Tulcea. En el visitante jugaba Chinonso Ihelwere Henry, nigeriano de 21 años de edad, quien falleció a causa de un paro cardiorrespiratorio. En pleno partido, el corazón del africano dejó de funcionar y el futbolista cayó al suelo instantáneamente.

Chinonso Ihelwere Henry jugaba en el fútbol rumano desde el año 2007.

Advertisements